La Mare de Deu del Lledó.

Con la aparición de esta figura en 1366, comienza la historia de la Mare de Déu del Lledó, una historia de muchas décadas marcada por gran cantidad de sucesos históricos.

 

– Subida al Camarín: Último domingo de cada mes –

Esta imagen de apenas 60 mm de altura y diseño simple, se convirtió en un símbolo de devoción para los castellonenses.

A partir del 1638, la troballa se coloca en una excavación abierta en el pecho de una figura mayor de la Virgen a modo de hornacina, asumiendo así desde este momento la condición de imagen-relicario.

Con el motivo de la proclamación de la imagen como patrona de Castellón por parte del Papa Pío XI en 1922, la figura mayor de la Virgen comienza a vestirse con mantos bordados.

Cada uno de estos mantos tienen un simbolismo y significado único, ornamentando la imagen de la Virgen como expresión de devoción y agradecimiento.

Con el paso de los años, la imagen ha sido influenciada por los diferentes períodos artísticos y culturales por los que ha ido pasando. El más destacable fue la Guerra Civil, la cual fue dañada a causa de un caída desde su trono hasta el suelo. Perdió la cabeza y las manos, deformando y mutilando la forma de la imagen. A pesar de que pasada la guerra, en 1940, consiguieron encontrarse pedazos de la figura entre los escombros, esta siguió quedando incompleta.

Por este motivo, Tomás Domingo Colón y Juan Bautista Porcar, construyeron un nueva imagen-relicario, sustituyendo así la destruida por la guerra. Esta nueva figura es la imagen

de la Virgen María Inmaculada con las manos en posición de oración, cubierta con su característico manto y en su pecho la hornacina que contiene la trovalla. Esta es la que se conserva en la actualidad, encontrada en el Altar Mayor de la Basílica.

En 1974 se celebró el 50o aniversario de su coronación, por lo que se trasladó a la concatedral de Santa María, en la que le ayuntamiento rememoró el programa de actos realizados en su coronación y se ofició una ceremonia en la que se volvió a coronar la imagen en la plaza Mayor de Castellón por parte del primer obispo de la Diócesis de

Segorbe-Castellón, Josep Pont i Gol. En 1999 fue el 75o aniversario, y destacó la visita de la Virgen por todas las parroquias de la ciudad.

Breve del Papa Pio XI 

La Bienaventurada Virgen Madre de Dios, bajo el titulo popular del Lledó, es venerada con gran muestra de amor, desde hace más de cuatro siglos, por la ciudad de Castellón de la Plana, en la Diócesis de Tortosa, como su Celestial Patrona.

Estos fieles, agradecidos a Ella, insigne por la multitud de gracias, acostumbran hacer fiesta todos los años en la primera dominica de Mayo; dicho dia, la Imagen de la Madre de Dios, María del Lledó, es llevada con gran solemnidad y procesionalmente, en especial por los hermanos de la Cofradía que, bajo el nombre de la misma Patrona la Virgen Madre de Dios, esta eregida canónicamente desde hace tiempo y en el presente actúa y florece con ferviente devoción.

Y como quiera que el Clero y el pueblo de la gloriosa Ciudad han suplicado con insistencia la más alta confirmación de la Sede Apostólica del mismo Patronazgo, presentando sus peticiones, el Rvdmo. Sr. Pedro Rocamora y García, Obispo de Tortosa, ha pedido humildemente al Santísimo Señor nuestro Papa Pio XI, se dignase declarar a la Bienaventurada Virgen María del Lledó, Patrona Principal de la Ciudad de Castellón de la Plana.

Además ha pedido que en la misma ciudad se permitiese celebrar, con el rito debido, la Fiesta de la misma Madre de Dios del Lledó, el sábado de la primera dominica de Mayo, pudiendo también celebrar su solemnidad externa en la dominica siguiente de la Fiesta.

Por lo tanto, habiendo sido presentadas por el infrafirmado Cardenal Prefecto de la Sagrada Congregación de Ritos las mismas suplicas, Su Santidad movido por la piedad y con suprema autoridad, declaró y constituyó a la Bienaventurada Virgen María, con el titulo popular de Lledó, patrona principal de la Ciudad de Castellón de la Plana, con todos los mismos honores y privilegios propios que competen por derecho a los principales patronos de los lugares.

Asimismo, se ha dignado conceder la facultad de que la Fiesta de la Bienaventurada Virgen María del Lledó, se celebre todos los años en el sábado anterior a la primera dominica de Mayo, y la Solemnidad externa en la misma Dominica del día siguiente: observando todas las Rubricas. Que no haya nada en contrario.

Lugares dónde podemos encontrar a la Virgen del Lledó fuera de la Basílica.

A pesar de que esta es la figura principal de la Virgen, existen otra imágenes para aquellos castellonenses devotos que residan en otros lugares y no tengan acceso a la Basílica. Encontramos la imagen de la Virgen del Lledó en lugares como:

En Castellón

Concatedral de Santa María.
Parroquia de la Sagrada Familia.
Iglesia de San Nicolás de Bari.
Iglesia de Sant Pere (Grao de Castellón).
Parroquia de Santa Joaquina de Vedruna.
Parroquia de El Salvador.
Capilla de San Agustín y San Marcos.
Parroquia de San Francisco de Asís.
Parroquia de San Juan Bautista.
Parroquia de Santo Tomás de Villanueva
Ermita de Santa Francesc de la Font.
Iglesia de San Agustín.
Parroquia de la Santísima Trinidad.
Parroquia de Nuestra Señora del Carmen.
Parroquia de San Cristóbal.
Nou Estadi Castàlia.
Grupo Virgen de Lidón.
Calle Virgen de Lidón.
Calle Lope de Vega.
Parroquia San José Obrero

Fuera de la ciudad de Castellón

Madrid.

Barcelona.

Valencia.

Lidón (Teruel).

Santuario de Torreciudad (Huesca).

l’Alcora.

Argelita.

Montanejos.

Vall d’Alba.

Vilafames.

Xert.

Santuario de San Juan de Peñagolosa y Santa Bárbara.

Pico del Monte Penyagolosa.